Artículos

Articulo1

IMPORTANCIA DEL AISLADO EN LOS PROCEDIMIENTOS DENTALES

El campo operatorio es el área de la boca o diente en el cual se va a trabajar y el control del mismo significa aislarlos del medio bucal. El control del campo operatorio es esencial durante los procedimientos dentales restauradores para la comodidad y seguridad del paciente, del profesional y del personal auxiliar.

Mediante el control del campo operatorio debemos lograr el control de los fluidos bucales, retraer los tejidos gingivales, carrillos, labios y lengua manteniéndolos aislados de posibles injurias provocadas por el instrumental a utilizar y prevenir la contaminación del órgano dentinopulpar durante la preparación cavitaria. Otro de los objetivos es evitar el paso accidental de instrumentos, fragmentos metálicos, materiales y resto de detritus dental a los tejidos bucales circundantes o a la oro faringe, disminuyendo así el tiempo de trabajo y proporcionando al operador mayor comodidad para trabajar durante el tratamiento restaurador.

Las ventajas proporcionadas son:

  • Mejor acceso al campo operatorio incrementando notablemente la visibilidad del operador y del personal auxiliar.
  • Protección al paciente contra la aspiración y deglución de instrumentos, detritus dental, restos de materiales, restauraciones coladas y líquidos utilizados.
  • Mayor efectividad y eficiencia en los procedimientos restauradores proporcionando menor tiempo de trabajo.

Protección de los tejidos blandos: lengua, carrillos, labios y tejidos gingivales.

Control de los fluidos bucales y del rocío proveniente de las piezas de mano y de la jeringa triple.

Para mantener un mejor trabajo y evitar accidentes es mejor utilizar el aislamiento absoluto y se realiza con el dique de goma y sirve para controlar los fluidos bucales, mantener el campo operatorio seco y libre de contaminación, retrae los tejidos gingivales, carrillos, labios y lengua y evita la humedad relativa proveniente de la respiración del paciente.

Algunas indicaciones son la eliminación de restauraciones defectuosas, eliminación de caries cuando existe la posibilidad de exposición pulpar, durante la reconstrucción de muñones, cementado de pernos colados o prefabricados, preparaciones dentarias para incrustaciones, toma de impresiones y acabado y cementado de las restauraciones.

 

 

Como conclusión podemos observar que el aislamiento absoluto es una técnica que debería de usarse en la mayoría de los procedimientos realizados en el consultorio dental, aunque existe el aislamiento relativo, podemos llegar a tener ciertos fracasos o algún incidente que a nadie nos gustaría que nos sucediera. Es cuestión de tener la disciplina de usarlo y nuestros tratamientos serán de mayor calidad.

 

Artículos anteriores

Colgate profesional

CONOCIMIENTO Y MANEJO DE PACIENTES CON VIH EN LA CONSULTA

La salud bucal es un aspecto particularmente importante en personas portadoras de VIH/SIDA, pues por su condición  sufren de infecciones oportunistas que causan serios problemas al paciente. Algunos autores consideran que  entre 30-80% de estas personas  sufren de infecciones por hongos, leucoplasias y otras manifestaciones bucales propias de la infección por el VIH , por ello la identificación temprana, el mantenimiento de una adecuada higiene bucal y  la visita periódica al odontólogo son tres de los aspectos más importantes en la prevención.   Debido al papel que juegan los odontólogos en el diagnóstico, prevención y tratamiento de las enfermedades  de la cavidad bucal, es necesario que los portadores de VIH/SIDA tengan  fácil  acceso a los   servicios prestadores de salud.

Aun cuando el temor al contagio del VIH  en la práctica odontológica   persiste debido a la posible transmisión del virus en el consultorio dental, en la actualidad  existe creciente demanda de asistencia odontológica a las  personas portadoras de VIH, pues el número de casos ha ido en ascenso.  Sin embargo  la mayoría de las investigaciones coinciden en señalar que existe un  carácter estigmatizante de la enfermedad y el miedo al contagio son los argumentos más reportados por parte de los profesionales de la odontología para rechazar a estos enfermos. Los procedimientos en la atención odontológica a pacientes VIH/SIDA se pueden dividir en dos grupos. El primero incluye los procedimientos de alto riesgo como cirugía simple, cirugía compleja, endodoncia, periodoncia, operatoria, odontología pediátrica, prostodoncia y urgencias. El segundo se refiere a los procedimientos de bajo riesgo como la valoración clínica con sus respectivos diagnósticos, las prótesis dentales, la ortodoncia y la toma de rayos X.

El odontólogo debe contar con el esquema de vacunación completo y actualizado que incluye hepatitis B (VHB) o anticuerpos para hepatitis B, influenza, tétano, difteria, tuberculosis, y triple viral (sarampión, rubéola y parotiditis). Así mismo, debe llevar un estilo de vida adecuado (bajo riesgo de contagio) y  debe actualizarse periódicamente en las medidas de bioseguridad.

Debe usar bata de manga larga, uso de cubrebocas, lentes o careta, guantes.

Teniendo en cuenta que la punción es frecuente en el área de trabajo, cuando ello ocurre se debe dejar sangrar la herida durante 30 segundos, aproximadamente y luego lavarla con abundante agua o solución salina y gran cantidad de jabón. No se debe usar cepillo ni hipoclorito de sodio, ya que esto produce riesgo de excoriación. Se debe determinar la profundidad de la herida y si hay sangre visible en el instrumental con el que sucedió el accidente.

Acto seguido, se debe determinar el área donde se encontraba el dispositivo (vena, arteria, mucosa), verifcar el diagnóstico consignado en la historia clínica (si es un paciente aparentemente sano o con diagnóstico de VIH/SIDA), y establecer si el paciente presenta resistencia farmacológica. Si el paciente tiene diagnóstico de VIH/SIDA, se debe documentar si se encuentra en terapia antirretroviral. También se debe informar si el profesional de la salud se encuentra en embarazo.

Acudir con médicos especialistas en el tema para hacer análisis y descartar contagio.

En conclusión podemos observar que el mayor porcentaje de población en general y odontológica rechaza a personas contagiadas con esta enfermedad. Sin embargo existe un gran desconocimiento, pero si se llegase a atender, siempre usando todas las protecciones necesarias, tener el control y concentración de lo que se está realizando, desinfectar, esterilizar todo el instrumental y superficies, tener contenedor de residuos biológicos específicos.

 

Noticias

Evaluacion_Manejo_Pacientes_Precancer_Cancer

Evaluación y Manejo de los Pacientes con Pre-Cáncer y Cáncer Oral

Una descripción de la evaluación y manejo del paciente con Pre – Cáncer y Cáncer Oral.
+ leer más

A theme Created by AlasthorC
Powered by Wordpress